EL ODONTOLOGO

Pocas personas se dan cuenta de lo que significa la misión del dentista.

«Sin embargo, esta profesión requiere conocimientos y experiencias, que tienen de ciencia y arte. Demanda tacto, intuición y delicadeza psicológica, a fin de lograr el arte de la persuación y la autoridad moral necesarias para anticiparse a los temores instintivos y las dudas del paciente, y vencerlas».

«Necesitáis paciencia y resistencia física, pues, debéis mantener un esfuerzo continuado de control de todos vuestros sentidos, de vuestros nervios, de vuestro cuerpo, de vuestra mente, de vuestra voluntad y de vuestra sensibilidad».

«Siempre de pie, a menudo en una actitud forzada, vuestros ojos deben rendir al máximo de su visión; vuestras manos, siempre ocupadas, deben mantener una flexibilidad que permita manipular varios instrumentos a la vez; mientras cada movimiento es impedido por reflejos y reacciones del paciente, que no siempre se pueden prevenir».

«En todo este tiempo debéis permanecer imperturbables, tranquilos, corteses y llenos de caridad».
Su Santidad Pio XII

EL ODONTOLOGO